El género se consolida como factor de exclusión social

 

Ser mujer hoy en casi todos los puntos del planeta supone vivenciar per se un factor de exclusión. Si nos quedamos en España, las mujeres todavía padecen una tasa de empleo menor que la de los hombres (10 puntos por debajo), más tasa de paro (26,8% por el 25,3% masculino), una brecha salarial persistente y creciente (las españolas cobran de media un 17,8% menos que los españoles) y cada vez menos protección social (10 puntos menos que los hombres). A lo que se une que en países como el nuestro, además, se están revisando leyes para involucionar en el derecho a decidir y disponer de las mujeres sobre su propio cuerpo.

En cuanto a la violencia de género, en la Unión Europea viven 62 millones de mujeres que han sufrido violencia física o sexual, otros 62 millones la han padecido durante la infancia; 100 millones han sido acosadas sexualmente, 80 han sufrido violencia psicológica y 10 millones han sido privadas de su libertad, incluso dentro de sus propias casas

Las investigaciones de Fundación Atenea demuestran además cómo el factor género incide de forma directa en la pobreza y en la exclusión social: las mujeres en situación o riesgo de exclusión sufren mayor vulnerabilidad y mayor falta de empatía social que los varones en circunstancias similares (adicción a drogas, prisión, desempleo) por el hecho de ser mujeres sin que las políticas sociales y la red de recursos existentes atienda sus necesidades con verdadera perspectiva de género.

Es fundamental, por ello, seguir insistiendo en la sensibilización de los gobiernos y de la población general en cuanto a la igualdad entre hombres y mujeres y en la necesidad de diseñar políticas que eviten perpetuar la desigualdad estructural.

Tags: , , , ,