Certamen on line de fotografía social digital ¿Qué significa ser pobre? #3650€

Tres millones de personas en España que sólo tienen para sobrevivir todo el año 3.650 euros. Más otros diez que tratan de hacer lo mismo con 7.300 euros anuales. Eso es en España ser pobre. Junto a no poder encender la calefacción en invierno, no poder comer carne, pollo o pescado, al menos cada dos días a la semana o no poder pagar la hipoteca. El 17 de octubre se celebra en todo el mundo el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Con motivo de esta efeméride, Fundación Atenea quiere visibilizar la pobreza y ha convocado un Certamen on line de fotografía social digital, para que todos/as los/as que quieran participar envíen las fotografías que para ellos/as representen el concepto de pobreza por Twitter con el hashtag #3650€, colgándolas en nuestro muro de Facebook (www.facebook.com/fundacionatenea)  o mandándolas por correo electrónico a fundacion_atenea@fundacionatenea.org

 ¿Quieres saber más?

La pobreza se mide en relación a criterios absolutos, normalmente económicos, por ejemplo “vivir con menos de un euro al día”. Sin embargo, la dimensión real de la pobreza y exclusión excede a criterios exclusivamente monetarios. Según la tasa europea AROPE (At Risk of Poverty and/or Exclusion), ser pobre significa tener ingresos son inferiores al 60% de la renta mediana del país al que pertenece la persona, sufrir carencia material severa o vivenciar una intensidad baja de empleo (trabajar menos del 20% del potencial total de trabajo de la población activa de ese hogar).

¿Y qué es carencia material severa? Es adolecer de al menos cuatro de los siguientes nueve conceptos:

1) tener retrasos en el pago del alquiler, hipoteca, recibos relacionados con la vivienda o compras a plazos;

2) no poder mantener la vivienda con una temperatura adecuada durante los meses fríos;

3) no poder hacer frente a gastos imprevistos;

4) no poder hacer una comida de carne, pollo o pescado cada dos días;

5) no poder ir de vacaciones fuera de casa, al menos una semana al año;

6) no tener un coche;

7) no tener una lavadora;

8) no tener una televisión a color;

9) no tener un teléfono en la vivienda.

¿Qué puedes tú hacer?

Todos podemos trabajar frente a la pobreza desde nuestra microdimensión.

1)     Dona tus prejuicios: las personas que viven en la pobreza y la exclusión no están en esta situación voluntariamente. Las cadenas de golpes vitales (desempleo, ruptura familiar, adicciones, desahucio, sinhogarismo, depresión, soledad) pueden conducirnos a la exclusión. Saluda a una persona en exclusión, acércate a ella. Quizá seas la única persona que le hable ese día.

2)     Comparte tu tiempo: hazte voluntario/a de una ONG. Comparte un rato de tiempo, o tu preparación profesional. Comparte tu experiencia.

3)     Comparte tu suerte: si puedes permitírtelo, haz una donación. Cada euro que recibimos las ONG, la fuerza de nuestro trabajo, nuestras instalaciones y las sinergias que creamos entre equipos y proyectos se convierten en 6 de inversión para las personas más vulnerables.

 

Tags: , , , , , , ,