Bajo el programa de Intervención Comunitaria Intercultural el flautista de Hamelín está en Sevilla

El espacio Antena de Riesgos Polígono Sur podría denominarse flautista de Hamelín. En un barrio complicado de Sevilla, los educadores sociales de la Fundación Atenea, han tomado la música como instrumento para que los chicas y chicos de la zona se les unan y encuentren un espacio de ocio gratuito lejos de los problemas del barrio. Trabajan con jóvenes y familias, especialmente mujeres, en el Polígono Sur, más conocido como las 3.000 viviendas, un espacio especialmente tocado por el desempleo, los recortes, el consumo de drogas, la delincuencia y la escasez en general.

Una de las estrategias para acercarse a ellos parte del trabajo en la calle. Y ahí es donde Quique Ayala, armado con una guitarra, recorre las plazas y parques para animar a quiénes allí se encuentren a seguirle y formar una banda. La música es la excusa para fomentar su integración y que durante unas horas salgan de su contexto. Se trata de ganarse su confianza, para luego motivarles e impulsarles para que acudan al centro de la Fundación, donde ya hay una batería, un bajo y una guitarra.

De forma paralela, Gracia Algarrade y Cristina Peña, también educadoras sociales, se ocupan de las familias con talleres de ocio. Buscan crear lazos de camaradería entre los participantes y las distintas entidades implicadas para después trabajar después procesos de integración y accedan a más recursos para optar a un empleo, ayudas o consigan la documentación que les apoye para mejorar sus condiciones de vida. Los últimos trabajos con ellas han sido cursos de cocina fresca y saludable; customización de ropa y estética.

Son parte del programa Intervención Comunitaria Intercultural (ICI), una iniciativa promovida por la Obra Social La Caixa, que Fundación Atenea está llevando a cabo en el Polígono Sur de Sevilla para fomentar la participación ciudadana, el trabajo comunitario y conseguir que la ciudadanía, los recursos de entidades como la fundación y las administraciones se articulen para mejorar las condiciones de vida del barrio. María del Mar Sánchez, trabajadora social de Atenea, reitera que su objetivo es promover actividades y conseguir que sus habitantes sean los protagonistas de un cambio a un espacio diverso con más oportunidades e igualitario. Durante el mes de julio han desarrollado una serie de cursos estivales. Entre ellos ha destacado una escuela de cocina internacional, donde han participado mayormente mujeres gitanas, peruanas, angoleñas y rumanas; un cine de verano en cuatro plazas del barrio, una ludoteca y un taller de graffiti impartido por un joven del Polígono Sur en el que el tema de género era el protagonista, gracias a la demanda de trabajar en ello del Instituto Antonio Domínguez Ortiz, donde se impartieron las clases. Meses antes, concluyeron un actividad pedida por el vecindario- la recuperación de la fiesta de Las Cruces.

 

 

 

 

 

 

Tags: , , , , ,