Domingo Comas, presidente de Atenea, analiza los 30 años de la Fundación

Repasar con el presidente de Atenea la historia de la Fundación es revisar la historia de España y su carencias, aspectos donde siempre ha incidido la organización que regenta. Domingo Comas explica la evolución del trabajo y las prioridades de la fundación.

“La transformación de Atenea no es diferente a la de otras fundaciones o ONG, representamos a un sector que ha pasado de realizar estudios y aportar marcos teóricos que no tenía la Administración, a ofrecer prestaciones y servicios a personas. Todos nosotros nacimos como grupos de activistas buscando respuestas a una serie de problemas para conseguir un modelo más participativo y una democracia más activa”, afirma. Y de ahí, señala, de ese marco teórico para pintar la realidad, se pasó a un trabajo de lobby para que las ideas y deseos señalados se convirtieran en proyectos concretos.

Así nació, por ejemplo, el Plan Nacional de Drogas, en el que la Fundación –que nació ligada a la problemática de las drogas en la España de los 80- trabajó desde su origen. Su objetivo en aquellos años: presentar el complejo entramado de factores de exclusión social que vivían las personas drogodependientes y sus múltiples problemáticas socio-sanitarias, habitacionales, de empleo y formación. Se trataba de aportar respuestas.

Pero el innegable desarrollo que vivió España y el éxito de algunas de las iniciativas tomadas cambiaron las fichas para el trabajo de Atenea y de otras organizaciones como ella. Para conseguir eficacia hacía falta un enfoque más diverso. Es entonces (en dos fases sucesivas, la primera diversificando programas en los años 90 y la segunda integrando todos estos programas bajo estrategias comunes la década pasada) cuando la organización que preside Comas da un giro para poner el foco en las personas de una forma transversal, y no solo atendiendo una problemática concreta. “Un ejemplo es el género, un campo donde tenemos un futuro importante en cuanto a lo mucho que hay que hacer. Para tratarlo de una forma profesional hay que entender las peculiaridades y dificultades que se encuentran ciertas mujeres que sufren maltrato, tienen unas economías precarias, problemas de vivienda, falta de formación y hasta adicciones problemáticas… Desde el Tercer Sector atendemos a problemas que no están dentro del sistema de categorías de colectivos afectados que manejan las administraciones públicas”, denuncia el directivo.

Y sí, según él, las circunstancias han mejorado en estas tres décadas, también en las cárceles, donde también trabajan, pero “porque la foto de España es también  mejor”, apunta al tiempo que advierte del peligro que supondría dejar de atender esos asuntos que ocuparon titulares hace años y olvidar las metodologías aplicadas y lecciones aprendidas.

Para Comas, la situación de cara al futuro, es poco alentadora: se ha olvidado y malinterpretado el concepto de estado de bienestar, algo inimaginable en la Europa de hace 30 años. “Y además, no se cuenta que para dar respuesta a las necesidades de una población más vulnerable, hace falta aumentar la carga fiscal y estructurar un sistema contributivo más justo e igualitario. Estamos 15 puntos por debajo de la carga fiscal de los países del norte de Europa. Sin resolver esta cuestión todo lo demás son retoricas”, añade.

La solución, resistir y aguantar, aplicar la lógica de la resistencia, pero cargada de razones éticas y profesionales. La estrategia: mantener, promocionar y conservar la experiencia y seguir trabajando por mejorar la vida de las personas. Y sí, a pesar de las muchas dificultades, crisis, políticas de austeridad y falta de visión a largo plazo, Comas defiende que el ingente trabajo realizado por los y las trabajadoras de Atenea ha servido y merecido la pena. Lo justifica por dos motivos. El primero, las necesidades de los segmentos de la población vulnerable que atiende la Fundación. El segundo tiene más que ver con el activismo: la necesidad de mantener la perspectiva y la experiencia de las/los profesionales para dar testimonio y aseverar con hechos concretos que “sí se puede”.

 

 

 

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,