Por extraño que te parezca, un vídeo para denunciar micromachismos ¿Le regalarías una aspiradora a tu chico?

-Señora maestra, ¿cómo se forma el femenino?

-Partiendo del masculino, la “o” final se sustituye por una “a”.

-Señora maestra, ¿y el masculino cómo se forma?

-El masculino no se forma, existe.

El diálogo, recogido por la escritora Victoria Sau, ilustra bien qué son los micromachismos, un machismo que por su menor intensidad no mata y pasa desapercibido, es cotidiano y por lo tanto, aceptado. El problema es que es diario y perpetúa el gran machismo, el que hace diferentes a unas de otros. Son pequeñas cosas, detalles que se repiten a diario y perpetúan el sistema. Para ponerlos en evidencia, un grupo de mujeres y hombres del proyecto Higea, de la Fundación Atenea, han filmado y producido el vídeo Te parece extraño, htthttps://www.youtube.com/watch?v=J0BsJkmE2Ho&feature=youtu.be ps://www.youtube.com/watch?v=J0BsJkmE2Ho&feature=youtu.be, un corto que lleva ya más de 2.000 reproducciones en Internet. Su objetivo: mostrar la capacidad de denuncia y transformación social que tenemos todas y todos

El guión se hizo a través de diversos talleres y charlas sobre este tipo de “machismo de baja intensidad”, como algunos lo llaman, con las mujeres con quienes trabajan, mujeres en situación de vulnerabilidad social. De ahí salieron cientos de situaciones cotidianas que normalmente pasan desapercibidas, explica Inma Martínez, educadora del programa. Se grabaron en dos jornadas y se escogieron las que resultaron más sencillas de montar en las instalaciones de la Fundación, las que requerían de menos montajes y localizaciones. Los actores y actrices, los voluntarios, profesionales y participantes de las iniciativas de la organización.

El trabajo, de apenas unos minutos de duración, muestra situaciones anómalas. En su cinta los camareros se dirigen a ellas para cobrar; descubrimos que quien no sabe poner el pañal es la mujer, que escucha las “complicadas” explicaciones de cómo proceder. Siguiendo esa línea, en la película, la aspiradora de regalo es para él y las que se espatarran en el metro son ellas unas chicas jóvenes que asumen que el espacio público es de ellas, como el derecho a piropear, en grupo y acosando.

Según narra Inma Martínez, impulsora del proyecto junto con Gracia Algarrada, también educadora de la fundación, quedaron otras mil situaciones por retratar. Así quedó en el tintero un gag de publicidad que pusiera a los hombres a vender productos de limpieza; una alfombra roja en la que ellos fuesen interrogados para saber qué marca les había vestido; algún episodio de acoso en transporte público… “Situaciones que nos afectan a todas y todos y que tenemos normalizadas”, subrayan.

Tags: , , , , , , , , ,