Air Guitar o cómo tocar la guitarra sin tener una

Con la intención de potenciar la imaginación y desligar el ocio del consumo del alcohol, Fundación Atenea y el Instituto de la Juventud de Extremadura (IJEX) dieron un concierto sin instrumentos musicales.

Con el lema “Si comes en una furgo como si comieras en un restaurante, por qué no subirte a un escenario como si supieras tocar la guitarra” o “¿Quien dijo que no se puede vivir del aire?” Fundación Atenea Extremadura y el IJEX convocaron un concierto el pasado 12 de mayo en Mérida. Se trataba de aportar una visión fresca, actual y simpática tanto para la juventud como para las familias. ¿El juego propuesto en Air Guitar? Fingir que se toca la guitarra, sin tener ningún tipo de instrumento real.

La ganadora fue Olga Bychinskaya, de 17 años, que interpretó en un minuto 15 temas de dead metal en lo alto del escenario sin nada más que su cara dura. Se premiaba la originalidad, expresividad, glamour y capacidad de animar al público. Tras su interpretación, que batalló con otros tantos guitarristas sin guitarra, la joven se llevó una guitarra eléctrica (de verdad) con todo lo necesario para empezar a tocar. “De momento la tengo en la caja, porque me lo toma como un premio y primero estoy con la acústica. Más adelante le sacaré partido”, señala la galardonada.

“La diversión no debe estar supeditada al consumo de alcohol y demás sustancias. Convocamos a los jóvenes, bajo esta premisa con la idea de promover estilos de vida saludables. Pero además, y para fomentar habilidades sociales de participación, en Air Guitar pueden participar todas las personas por igual, sin discriminación de ningún tipo. No importa edad, raza, género, clase social, religión, discapacidad u orientación sexual”, señalan Isaac Mancha, con Miguel Farrona, ambos educadores sociales y trabajadores de la Fundación  Atenea.

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,