Objetivo: la reinserción laboral desde cualquier Incorpora

Desde Castilla La Mancha, Pilar Tapial, de Atenea, lo tiene claro: el mínimo es el 60 por ciento de inserción laboral. El sueño por el que trabajan: el 100 por 100.

 Y para conseguir que la población con la que trabajan (parados de larga duración, presos y personas con un historial complicado a la hora de optar por un empleo) valen cualquiera de los programas pensados con tal fin: Incorpora, una iniciativa pensada ofrecer a los participantes competencias muy claras y dirigidas a oficios específicos; Reincorpora, ideado para formar y ofrecer una salida laboral a población presa) y el Punto de Formativo Incorpora, que une a ambos perfiles en un espacio común.

Se trata formaciones muy prácticas y directas. “Acabamos de terminar, por ejemplo, unos cursos en especialistas de almacén y otro de hostelería. Lo próximo, que será en septiembre, y para lo que tenemos unas altísimas expectativas es un curso de desmontaje de estructuras metálicas. Y lo mejor es que está totalmente ligado a una gran multinacional de la zona, el grupo Tecnove. Es casi un curso a medida, con lo que es más fácil pensar que haya trabajo para los alumnos y alumnas”, explica Pilar Turpial, coordinadora de proyectos en Castilla La Mancha y al frente de otros cinco técnicos de la Fundación Atenea para  en competencias.

Todos los cursos -de 270 horas- y totalmente gratuitos para los participantes comienzan con 20 alumnos. En el primero, el de técnicos de almacén terminaron 17, en el de hostelería 14. Y todas las bajas del segundo taller se debieron a incorporaciones laborales, apuntan desde Atenea. Las clases combinan teoría y práctica.

Una de las características a subrayar de esta iniciativa, patrocinada por Obra Social La Caixa, es el trato directo con las empresas que se unen al programa, ya que directamente entran en contacto con personas vulnerables y son parte de proceso de reinserción social y laboral. En el caso Toledo, por ejemplo, en el curso de operario de almacén colaboraron 16 empresas locales y en el de hostelería, impartido en la Escuela Superior de Hostelería y Turismo de Toledo, participaron 14 bares y restaurantes. “Al final, unir a todas esas personas y entidades en un mismo espacio, es hablar de acercamiento con personas que han perdido el trabajo y que han tenido problemas. Unos los conocen, y para los otros, para los alumnos, salir de esa exclusión supone una normalización importante. Y ganar en autoestima”, apunta Pilar Tapial.

 

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , ,