La Fundación Atenea por un envejecimiento activo y dignidad

Representantes de la Fundación participaron en la Conferencia Ministerial sobre Envejecimiento celebrada hace una semana en Lisboa, con el lema “Una sociedad sostenible para todas las edades: darse cuenta del potencial de vivir más tiempo”.

Organizada por la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE), en cooperación con la Comisión Europea y el Gobierno de Portugal, los tres grandes temas debatidos los objetivos para el período 2017-2022:

  1. Reconocer el potencial de las personas mayores.
  2. Favorecer un alargamiento de la vida profesional y mantener la capacidad de trabajo.
  3. Asegurar un envejecimiento con dignidad.

La Conferencia Ministerial estuvo precedida por un Foro de Investigación y un Foro de ONGs expertas, entre las que figuraba Atenea. “Este tipo de encuentros resultan muy enriquecedores por el intercambio que se genera. Se trata de aprender, y aportar nuestro conocimiento, sobre un envejecimiento activo digno y con solidaridad intergeneracional. Debemos saber  crear las fórmulas para  combatir la discriminación social que sufren las personas mayores en función de su edad”, afirma Santiago Cambero, patrono de la Fundación. Él, junto con Inmaculada Gómez, responsable de relaciones internacionales de la entidad, fueron las dos personas de Atenea que participaron en el foro.

El reto es construir sociedades sostenibles para todas las edades, un aspecto que debe ser visto como una oportunidad de desarrollo social, político y económico que requiere la intervención de los organismos oficiales de los Estados miembros en colaboración con la sociedad civil organizada a través de las entidades especializadas del Tercer Sector en cada país europeo.

La protección de los Derechos Humanos de las personas mayores para envejecer con dignidad supone la promoción de su autonomía, independencia y participación en la sociedad, asegurando que las leyes y las políticas públicas prevengan la discriminación por la edad, el denominado edadismo, que junto al racismo y el sexismo están generando brechas sociales en contextos de diversidad generacional, recuerdan los profesionales de Atenea.

En este sentido, la Declaración de Lisboa enfatiza en las políticas sobre envejecimiento y su implementación compartida corresponsablemente con todos los actores de la sociedad. De ahí la necesidad de un diálogo intergeneracional para una colaboración efectiva entre gobiernos, legisladores, sector privado, agentes sociales, investigadores y ONG, especialmente organizaciones de y para personas mayores, hombres y mujeres dispuestas a transformar su realidad y la realidad en general.

 

 

Tags: , , , , , , ,