De Nueva York 2016 a Viena 2019. Fundación Atenea y el ámbito de las políticas internacionales de las drogas

La Sesión Especial de la Asamblea General de Naciones Unidas – UNGASS 2016 –  sobre drogas, dejó un sabor agridulce en la sociedad civil internacional que trabaja en este ámbito porque, a pesar de haberse desarrollado un proceso preparatorio que ofreció espacios, realizó consultas, y ofreció relativo protagonismo a las ONGs, tanto el evento final, como los resultados reflejados en el documento finalmente adoptado[i] – que incluso se firmó antes de iniciarse el debate – no respondieron a las expectativas generadas.

Todas sentimos que habíamos perdido una oportunidad pero hoy, con dos años de perspectiva, esta cita del más alto nivel político, adelantada por la demanda de algunos gobiernos de América Latina ante el devastador impacto que las políticas de control de la oferta habían tenido y estaban teniendo sobre la región[ii] , podemos afirmar que no sólo fue una ocasión frustrada, sino que fue un encuentro en el que empezaron a ponerse las bases y las energías para la siguiente cita, en 2019, momento para rentabilizar los debates, los posicionamientos y los avances conseguidos en Nueva York.

Más allá de formatos – finalmente 2019  no será una UNGASS en Nueva York sino un Segmento de Alto Nivel en Viena – lo fundamental será no caer en la tentación de revisar declaraciones políticas y planes de acción diseñados en 2009, obsoletos y ampliamente superados en abril de 2016, sino conseguir que los gobiernos y organismos internacionales profundicen en debates que nazcan de las conclusiones de la UNGASS 2016.

De este modo, no podemos llegar a Viena sin haber reafirmado la necesidad de construir políticas y estrategias de drogas basadas en los derechos humanos, la salud y el desarrollo. Todos los gobiernos han firmado la Agenda 2030 y el camino hacia el cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible pasa por políticas de drogas que pongan el foco en las personas y las comunidades, por encima de preocupaciones encaminadas a terminar con mercados ilícitos y fiscalización de sustancias.

Además, estas estrategias deben asentarse en la evidencia científica construida sobre indicadores que nos permitan medir, de manera real, el impacto de las propuestas y acciones que se adopten a la hora de buscar respuestas al fenómeno de las drogas.

Para ello hay que llegar al encuentro de 2019 con un debate en el que participen todos los actores: gobiernos, sociedad civil y organismos internacionales – abarcando a todas las agencias de Naciones Unidas implicadas en el tema– en estrecha colaboración;  para ello hay que estar ahí.

Fundación Atenea tiene la visión de incidir en las políticas internacionales, ampliando su mirada, acercándose a los espacios internacionales abiertos a la sociedad civil. De esta manera, además de tener Estatus Consultivo en el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas que nos permitió llegar a UNGASS, pertenecer al Vienna NGO Committee on Drugs, al Civil Society Forum on Drugs, y a la Red Iberoamericana de ONGs que trabajan en Drogas y Adicciones (RIOD), desde nuestra participación en estas redes, llevamos 4 años construyendo argumentos de cara a la UNGASS 2016, colaborando con la implementación y revisión de la Estrategia Europea de Drogas  2013-2020, y esperamos continuar aportando, siempre desde nuestro trabajo sobre el terreno y con los argumentos que nos otorgan las personas para y con las que trabajamos.

Este proceso de participación en el ámbito internacional nos ha hecho crecer como entidad ya que, además de la preocupación de prestar servicios y cubrir las intervenciones en nuestros propios territorios, nos hemos dado cuenta que debemos enfocarnos en el sentido que tenemos como sociedad civil: representar y dar la voz a las personas.

La sinergia que se da entre las necesidades y objetivos comunes de las diferentes regiones, evidencia lo necesario que es incidir en este nivel para conseguir que nuestros estados se comprometan; saber que una sociedad democrática no pueden ignorar la lupa internacional nos coloca en la posición perfecta de colaborar y poder revisar que los estados cumplan su función desde las políticas nacionales.

En Fundación Atenea nos sentimos orgullosas de poder afirmar que hemos emprendido una Misión Internacional en al ámbito de las drogas en coherencia con nuestra misión, tenemos que dar el salto a otros ámbitos protagonistas en la estrategia de la entidad en su trabajo encaminado a garantizar los derechos y mejorar la vida de las personas en situación o riesgo de grave exclusión.

Tags: , ,