Mari Angeles Cortes. Homenaje a la naturaleza femenina MUNUS

Profesora de música en un Insituto de Secundaria, Mari Angeles Cortés ha sabido compaginar su vida de docente con la pasión por la música y  la danza. Desde su primeros pasos en la música como componente coral hasta ahora ha habido una extensa carrera profesional que le ha llevado desde a formar parta de grupos de música de muy diferentes estilos hasta a fusionar  música antigua y otras disciplinas escénicas como la danza contemporánea, el teatro o el clown. Así surgió el grupo “Los Ojos de San Jorge” que formó  junto con Mª Ángeles Chacón  para llevar a la escena espectáculos muy innovadores y diferentes.

El próximo sábado 17 de Marzo presentará junto con “La Tribu” el espectáculo MUNUS Homenaje a la naturaleza femenina. Un espectáculo de música, danza, palabras y video cuya recaudación irá donada íntegramente a los proyectos de mujeres que desarrolla la Fundación Atenea en Castilla La Mancha.

 

-¿Cómo surge la idea de desarrollar un espectáculo como MUNUS?

Munus es el quinto espectáculo que llevo a escena como creadora y co-creadora.  Y está siendo el más fácil en su concepción y más complejo en su producción de todos los que he hecho hasta ahora. En todos ellos la interacción de diferentes disciplinas artísticas se dan la mano y se fusionan.

Munus surge de la necesidad de expresar con música un proceso personal que se inició hace 11 años cuando me hicieron una histerectomía.  A partir de aquella intervención quirúrgica en la que me extirparon el útero empecé a hacerme muchas preguntas acerca de la relación con mi propia feminidad. Todas esas preguntas que surgieron entonces poco a poco han ido encontrando respuestas gracias a la relación con otras mujeres, a través de la vivencia que genera la biodanza, la musicoterapia, los círculos de mujeres y grupos de estudio de lo femenino. Y con toda la información recogida durante estos años ha eclosionado en este espectáculo.

-¿De qué trata este espectáculo?

Munus es un homenaje a la naturaleza femenina encarnada en el cuerpo de la mujer. En esa naturaleza está la biología por un lado, pero también aspectos relevantes que acompañan a las mujeres desde el principio de los tiempos y que precisamente por eso han sido considerados menores o se han despreciado en las sociedades patriarcales. El eje familiar, pilar de la sociedad lo ha constituido la figura de la mujer/madre. Y esa función de cara al exterior fue asimilada por el hombre relegando el papel de las mujeres al terreno de lo privado y haciéndolas desaparecer entre otras cosas con el lenguaje.

Para recuperar la visibilidad de la mujer en el mundo creo que en primer lugar hay que hacerlo  a través de la palabra, que las mujeres digamos lo que sentimos, lo que queremos, lo que necesitamos. Por ello el título del espectáculo es “mujer” en sumerio, primera lengua escrita encontrada y descifrada.  Y por ello la palabra escrita cobra significación en Munus a través de la caligrafía y de la palabra hablada a través de la actriz que nos guiará en las 9 escenas. Para nombrarnos yo propongo empezar por lo más básico, nuestra propia naturaleza que además nos diferencia de la masculina. Y lo segundo es festejarla, celebrarla y amarla. He querido hacerlo a través de tres disciplinas artísticas muy poderosas y que refuerzan el mensaje de cada palabra: la música, la danza y el arte plástico en forma de proyecciones.

La música es muy variada fusionando jazz, música tradicional e improvisación. La danza contemporánea

-¿Quiénes participáis en el mismo?

Mas de 30 artistas que generosamente y de forma totalmente altruista han querido compartir esta experiencia conmigo y darle forma juntas a esta “hija” como yo le llamo. En escena tendremos una banda y coro en directo con 12 integrantes, en la danza también más o menos el mismo número. Creando las proyecciones especialmente para este evento están trabajando otras 10 personas y en la parte técnica otras 5 personas. La mayoría vivimos en Albacete aunque hay colaboraciones de amigas y amigos que nos llegan desde Zamora, Montevideo o Madrid.  Tenemos la labor de Ana Navarro en el diseño del cartel y que tendrá un papel bastante relevante en directo con la caligrafía. También a la actriz Rosa Cantero que nos guiará por las nueve escenas en las que está estructurada Munus o Cecilia Jiménez coreografiando las piezas musicales en la danza con el alumnado de su Escuela. En la música podremos escuchar desde un sintetizador hasta una Txalaparta, una trompeta o una guitarra barroca.

- ¿Cuál es el mensaje que te gustaría que calase entre el público asistente?

Quiero que las mujeres nos sintamos orgullosas de ser mujeres por todo aquello que nos hace diferentes a los hombres, y de recuperar el valor que esas diferencias tienen en nuestra vida.

Quisiera poner de manifiesto el valor de la hermandad entre mujeres, porque juntas nos hacemos fuertes, nos damos unas a otras la fuerza que necesitamos. Y me gustaría lanzar el mensaje de que vulnerabilidad no es debilidad, que hay que respetar lo que nos dice el cuerpo y la sabiduría que encontramos en la escucha de este.

- ¿Por qué habéis decidido donar el importe íntegro de la venta de entradas a Fundación Atenea?

Buscábamos una institución que tuviese programas de apoyo a colectivos de mujeres y Fundación Atenea tiene varios en esa línea. En un proyecto en el que todo el mundo participa de forma totalmente desinteresada en lo económico y hemos querido donar todos los beneficios.

-¿Qué cambios te gustaría visualizar respecto a la situación de las mujeres en relación a la salud, oportunidades, estigma, imagen, etc.?

Creo que como colectivo hemos avanzado mucho en derechos sociales y reconocimiento. Pero hay algo en lo que no hay tantos cambios y creo que es crucial para retomar el lugar que nos corresponde. Se trata de la independencia emocional. En nuestra sociedad tanto hombres como mujeres seguimos recibiendo los mismos mensajes de dependencia emocional y los mismos roles de hace siglos en los que todos nos aceptamos  en función de la aceptación que tenemos para los demás. Todavía en nuestro inconsciente, ser un hombre sensible o ser una mujer independiente son estereotipos rechazados por la mayoría. La mujer ideal es guapa, dulce y se deja llevar y el hombre es el que lidera, dirige y protege. Y eso se sigue repitiendo hasta la saciedad en los mensajes que transmiten la música música o el cine de masas. Cuando escucho las letras de las canciones que mayoritariamente son aceptadas por mis alumnas y alumnos en el instituto y que hacen suyas sin cuestionarse el mensaje que reciben, me doy cuenta del trabajo profundo que aún queda por hacer en este terreno. No hay más que escuchar cualquier reggaetón de moda para ver ejemplos de ello.

- ¿Cómo crees que puede contribuir el arte y la cultura en la igualdad entre mujeres y hombres?

El arte es una herramienta muy poderosa para comunicar, liberar y generar emociones. Me gusta especialmente cuando el arte no deja indiferente a quien lo recibe. A mí me ha aportado mucho el disfrutar del arte de otras mujeres. Me ha ayudado a imaginar que puedo mostrar lo que quiero transmitir. Creo que hay que hacer visible el arte que se hace desde la perspectiva de género porque necesitamos identificarnos y vernos reflejadas en otras, tener modelos.

Cada día aparecen más noticias que modifican el punto de vista de lo que hemos aprendido sobre la historia porque se empiezan a tener en cuenta los diferentes roles que hombres y mujeres efectivamente desempeñaron y a darle importancia al papel de esta última en cómo se desarrollaron esas sociedades.

Siento que tenemos todo un camino que recorrer y que ese camino no está escrito, porque a nivel de la cultura que hemos recibido, el mensaje ya no nos sirve. Los modelos que tenemos las mujeres están desdibujados. Todo lo que leo, escucho y veo a mi alrededor está impregnado por las necesidades de los hombres. Y me tengo que parar muchas veces para reflexionar si lo que leo, escucho y veo me representa a mí desde la mujer que soy o a lo que se espera de mí.

La historia nos borró la memoria y aunque la vamos recuperando poco a poco nos tenemos que reinventar con las migajas que han ido dejando las que nos precedieron.

Muchas gracias Fundación Atenea por confiar en Munus y apoyarnos en esta aventura. Espero que  gracias a la recaudación pongáis un granito de arena para concienciar y ayudar a tantas mujeres que lo necesitan.

 

Tags: , , , , , , , , , , , ,