Según la mitología griega, Ariadna entregó a Teseo un ovillo para ayudarle a salir del laberinto del Minotauro. Por ello, para los griegos, Ariadna es el alma que, en el momento justo, cuando Teseo está más desesperado, le entrega una respuesta y una salida, una llave, una solución.

El programa Ariadna de atención psicosocial está dirigido a personas en prisión con problemas de drogodependencias que se encuentran en tratamiento y rehabilitación cuya finalidad es apoyar a los/as internos/as en su proceso de abandono de la adicción, mejorar su calidad de vida y facilitar su reinserción social y familiar al término de su condena.

El proyecto está dirigido a personas presas que voluntariamente deseen acceder a un tratamiento integral de su drogodependencia. ¿Por qué surge? Más de la mitad de los presos lo están por delitos relacionados con las drogas: consumo de sustancias, o lo que se conoce como “delito funcional”, es decir, acciones cometidas bajo la influencia de las drogas o con el fin de conseguir el suministro de las mismas (tráfico, agresiones, robo, contrabando de estupefacientes, delitos contra la salud pública).

Por otra parte, la finalidad principal del cumplimiento de penas en los centros penitenciarios es la reinserción de la persona. Con este programa se pretende que la estancia en prisión constituya un momento de cambio para el interno, de abandono de su adicción y preparación para su posterior reintegración en la sociedad.

1.    Servicio de orientación e información:

Dirigido a internos/as no dados de alta en el programa que soliciten información sobre el tratamiento o recursos intrapenitenciarios como extrapenitenciario. Con el objetivo de proporcionar la información necesaria y motivar para el inicio al  tratamiento de drogodependencia.

2.    Servicio de apoyo e intervención psicosocial individualizado a internos en  programas de Mantenimiento con Metadona y/o de Deshabituación (libre de drogas)

Se realizan las siguientes actividades terapéuticas:

  • Intervención individualizada: entrevistas de apoyo psicológico.
  • Terapia grupal de habilidades sociales y prevención de recaídas en función de la fase de momento de cambio en que se encuentra el interno/a:
  1. Motivación
  2. Acción
  3. Mantenimiento
  • Educación para la salud como una combinación de oportunidades de aprendizajes, encaminadas a facilitar la adopción voluntaria de comportamientos que mejoren o sirvan de sostenimiento de la salud. 
  • Actividades normalizadoras, motivadoras y formativas/ ocupacionales: Se realizan actividades de fomento de la cultura, ocio y deporte, así como otras de carácter más participativo como son la elaboración de materiales gráficos en los grupos de apoyo.
  1. 3.    Servicio de atención y orientación psicosocial hacia la inserción comunitaria: 

                              i.        Seguimiento y asesoramiento con familias

La intervención con las familias es un pilar importante. En la gran mayoría de los casos las relaciones familiares se han visto muy deterioradas por la trayectoria que implica la drogodependencia. El contacto que se mantiene con los familiares es telefónico y presencial, según la cercanía o lejanía de la residencia de los familiares. También se realizan encuentros de familias. 

                             ii.        Preparación de la libertad

Dirigido a internos/as que se encuentren a menos de un año par la libertad. Se realizan las acciones de forma grupal, por medio de “talleres de preparación para la libertad”, en los que se abordan las siguientes áreas: jurídico-legal, intervención psicosocial, formación y empleo, recursos sociales y educación para la salud. Si no es posible conseguir un grupo de internos/as homogéneos en relación a su tiempo para la libertad, se realizan intervenciones individuales en las que se abordarán los mismos aspectos.

                           iii.        Coordinación a dos niveles:

  1. Intrapenitenciaria: Con los diferentes profesionales del centro implicados en las tareas de asistencia y tratamiento como son la dirección y subdirecciones del centro psicólogos, trabajadores sociales, sanitarios, educadores, maestros, monitores ocupaciones maestros, jueces de vigilancia penitenciaria… En especial a través de reuniones periódicas con los Equipos Técnico-GAD, Equipo Sanitario y Comisión GAD, Consejo Social Local.
  2. Coordinación Extrapenitenciaria: Con todas aquellas entidades que intervienen con población drogodependiente dentro y fuera del medio penitenciario. A través de reuniones periódicas, visitas a recursos comunitarios, elaboración de informes, contactos telefónicos informativos  y seguimiento de casos, etc.

Lugares de desarrollo:

Centro Penitenciario Madrid III-Valdemoro

Centro Penitenciario Madrid VI-Aranjuez

Centro Penitenciario de Alcázar de San Juan

Centro Penitenciario de Ocaña I

Centro Penitenciario de Ocaña II

Centro Penitenciario de Albacete

Centro Penitenciario de Cuenca

Centro Penitenciario de Estremera

Si necesitas más información, escribe a ariadna.clm@ateneagrupogid.org o educapares@ateneagrupogid.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario